combinar la ropa

Reglas básicas para combinar la ropa

Vamos a combinar la ropa en colores y aprender las reglas de la combinación con un breve resumen. Esta guía con facilitar combinar la ropa de manera fácil y rápida.

Como bien escribimos en un post anterior la moda de este año es lo básico. Con básico nos referimos a una remera, jean y zapatillas. Lo casual es la moda de este año. Pero que sea sencillo no significa que no podamos ponerle nuestra marca personal a las prendas.

Reglas básicas para combinar la ropa

Entre las reglas básicas para combinar la ropa esta la llamada “por contraste” esta combinación es cuando  combinas ropa de colores opuestos en el círculo cromático creando un gran contraste.

las reglas básicas para combinar la ropa

Vamos a dar un ejemplo de la regla por “contraste” como bien dijimos en el post anterior la moda de este año es el simple jean azul y la remera blanca de algodón, pero pensemos que queremos darle nuestro enfoque personal y hacer más llamativa nuestra imagen con la regla del “contraste “.

Para hacerlo usaremos el jean azul y zapatillas blancas o negras, mientras que la remera podría ser color rojo o color amarillo fuerte, de este modo estaríamos haciendo la combinación por contraste.

La clave en la regla para combinar la ropa por contraste esta en usar colores fríos y en contra posición colores cálidos o “fuertes”.

Si quieres seguir la regla de la combinación de ropa en los accesorios te conviene seguir la clave simple.

Si usas colores en la ropa del llamado “colores fríos” tienes que usar accesorios plateados.

Y los colores cálidos tienen que ir combinados con accesorios dorados.

Aunque los colores sean fuertes en el círculo cromático, lo importa es que sean opuestos. Al hacerlo podremos ver que combina perfectamente.

La segunda regla para poder combinar la ropa es la conocida como “regla del compañero”.

Esta regla es muy fácil de seguir y sirve tanto para colores fríos como para colores cálidos.  La regla del compañero es combinar la ropa por colores compañeros en el círculo cromático, por ejemplo el color turquesa junto al amarillo.

Ambos colores son compañeros en el círculo cromático y combinados quedan bien. Este truco sirve para colores fríos o cálidos.